SES Sistemas Electrónicos Sarabia, Sistemas de Seguridad León

Área de Clientes ACCESO CLIENTES:
Atención al cliente: 987 28 98 28
609 32 32 62

SOLUCIONES DE SEGURIDAD INTEGRAL

Empresa inscrita en la DGP Nº 2975
Ses Seguridad > Últimas novedades > Comentarios sobre la Ley Omnibus

Comentarios sobre la Ley Omnibus

Que es y en que nos afecta


NO A LA LEY ÓMNIBUS
NO A LA LEY ÓMNIBUS
La ley Omnibus (25/2009 de 25 de diciembre del 2009) surge con motivo del:

"Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (que garantiza, respectivamente, la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios dentro de la Unión Europea) y proceder, en consecuencia, a la eliminación de los obstáculos que se
oponían a la plena efectividad de tales libertades".
Por su parte, el artículo 44 de la referida Directiva de Servicios obligó, a los Estados miembros, a poner en vigor, antes del 28 de diciembre de 2009, cuantas disposiciones legales, reglamentarias y administrativas fuesen precisas para dar cumplimiento a lo establecido en dicha Directiva.

En lo que a las empresas de Sistemas de seguridad se refieren, nos atañe en la siguiente disposición:

«Disposición adicional quinta. Exclusión de las empresas relacionadas con equipos técnicos de seguridad.
1. De conformidad con lo dispuesto en la disposición adicional sexta de la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada, introducida por la Ley 25/2009, de 22 de diciembre, los prestadores de servicios o las filiales de las empresas de seguridad privada que vendan, entreguen, instalen o mantengan equipos técnicos de seguridad, siempre que no incluyan la prestación de servicios de conexión con centrales de alarmas, quedan excluidos de la legislación de seguridad privada, siempre y cuando no se dediquen a ninguno de los otros fines definidos en el artículo 5 de la Ley 23/1992, de 30 de julio, y sin perjuicio de otras legislaciones específicas que pudieran resultar de aplicación.
2. Las empresas de seguridad privada que, además de dedicarse a una o a varias de las actividades contempladas en el artículo 5 de la Ley 23/1992, de 30 de julio, se dediquen a la instalación de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad que no incluyan la conexión a centrales de alarma, sólo estarán sometidas a la legislación de seguridad privada en lo que se refiere a la prestación de las actividades y servicios regulados en el citado artículo, quedando la actividad de instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad no conectados a centrales de alarma sometida a las reglamentaciones técnicas que le sean de aplicación, y en particular a la normativa aplicable en materia de homologación de productos.»
cve: BOE-A-2010-3996

Únicamente las empresas autorizadas podrán realizar las operaciones de instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad electrónica contra robo e intrusión y contra incendios que se conecten a centrales receptoras de alarmas.
A efectos de su instalación y mantenimiento, tendrán la misma consideración que las centrales de alarmas los denominados centros de control o de video vigilancia, entendiendo por tales los lugares donde se centralizan los sistemas de seguridad y vigilancia de un edificio o establecimiento y que obligatoriamente deban estar controlados por personal de seguridad privada”.

Lo cual viene a decir que: Cualquier persona puede instalar un supuesto "sistema de seguridad" siempre y cuando no esté conectado a una Central Receptora de Alarmas (CRA).

Lo que nos lleva a las siguientes reflexiones:

1. Un carnicero, pastelero, fontanero, carpintero, etc. puede instalar un "sistema de seguridad".
2. ¿Quien garantiza que dicho "sistema de seguridad" funcione correctamente?
3. ¿Quien va a ser el responsable de las posibles sanciones por daños a terceros (sirenas que no dejan de sonar injustificadamente y molestan a los ciudadanos, avisos a las Fuerzas del Orden Público sin causa justificada, por ej.)?
4. Cuando exista una sanción por parte de las Fuerzas del Orden Público ¿Que seguro de responsabilidad civil se va ha hacer cargo de pagar dichas sanciones?
5. Las posibles sanciones ¿quien las va a pagar, el instalador que no tiene ninguna responsabilidad con la Fuerzas del Orden Público; o el usuario de la instalación, que en definitiva es el propietario del "sistema de seguridad" que esta produciendo los trastornos?
6. ¿Que efectividad va a tener dicho "sistema de seguridad" si, al no estar instalado por empresa homologada, las Fuerzas del Orden Público no van a estar obligadas a atender dicha señal de alarma?
7. ¿Quien se encarga del mantenimiento y las reparaciones del supuesto "sistema de seguridad" para garantizar la efectividad del mismo en caso intrusión?

En definitiva. Creo que con dicha Ley Ómnibus lo único que se va a conseguir es más intrusismo en el sector de la seguridad y más falta de profesionalidad; y como siempre las consecuencias las va a pagar el usuario final, que al no estar informado o bien informado, se va a dejar convencer por el mejor precio que no suele ser el mejor servicio.

Esta claro que las empresas y/o particulares que amparada por la Ley Ómnibus empiecen a instalar sistemas de seguridad, van a poder tener precios más baratos y competitivos ya que no tienen que cumplir ninguno de los requisitos que tenemos que cumplir las empresas homologadas:

. Proceso y tramitación de homologación. Lo que significa en el mejor de los casos 6 meses de papeleo con un buen asesor, cumplir con innumerables medidas de seguridad a nivel de instalaciones propias e instalaciones a los clientes, técnicos cualificados, medios materiales, prevención de riesgos laborales, etc.
. Seguros y avales para responder en caso de sanciones o negligencia en las instalaciones.
. Inspecciones periódicas por parte del Ministerio del Interior - Departamento de Seguridad Privada para verificar que se cumplen todos los requisitos exigidos.
. Responsabilidad en caso de mal funcionamiento de las instalaciones o de negligencia en la instalación.
. Tramitación y visado de la documentación pertinente para entregar al cliente y a Comisaría (proyecto de seguridad, certificado, libro registro de revisiones, contrato de mantenimiento, contrato de instalación, manuales, formación, planos, etc.).

. ... y así una larga lista de obligaciones que hacen que el importe final de una instalación tenga un precio más elevado que el que llega instala y marcha; y si te he visto no me acuerdo.

Por todo lo anterior, aconsejamos que antes decidirse a instalar un sistema de seguridad del tipo que sea (alarma antirrobo - alarma incendio - vídeo vigilancia - etc.) consulte a un profesional. Verá que la diferencia de precio no es tanta y si la de la calidad de la instalación y del trabajo pre/pos - venta.






« volver

Contacto

C/Espoz y Mina, 4. 24010 Trobajo del Camino, León · Att al Cliente: 987 28 98 28 / 609 32 32 62 · Fax: 987 28 99 01 · Servicio Técnico: 616 93 90 43